Resiliencia digital: cómo la Inteligencia Artificial nos viene a desafiar y 6 usos para aprender a emplearla

Cómo la Inteligencia Artificial nos viene a desafiar y 6 usos

Por Patricio Fedio | En un mundo que está siempre en movimiento y en constante transformación, la resiliencia como capacidad de adaptarse a los cambios se ha convertido en un factor crucial para el éxito.

Esta adaptabilidad a menudo se ve desafiada por múltiples factores, hemos transitado una pandemia global (cuestión sanitaria), factores bélicos (Rusia-Ucrania), cambios políticos, cambios sociales, y también psicológicos y tecnológicos. Hoy la influencia de la Inteligencia Artificial (IA) al alcance de cualquier persona reconfigura las prácticas laborales y tanto los miedos como las oportunidades pueden aflorar ante una inminente transformación estructural de “las máquinas por sobre los humanos”.

A medida que los líderes empresariales navegan por esta nueva realidad, abrazar tanto los desafíos psicológicos como las oportunidades tecnológicas para forjar una adaptación resiliente y eficaz, se ha transformado en una necesidad vital.

En este artículo, exploraremos cómo superar obstáculos mentales, aprovechar las virtudes de la adaptabilidad y navegar la interfaz entre la IA y el entorno laboral en permanente evolución.

La flexibilidad empieza en la mente

En primer lugar me gustaría abordar los factores psicológicos que pueden presentarse al desafíos de la adaptabilidad. La resistencia natural a los cambios, la comodidad de “la zona de confort” y la rigidez mental son tres factores psicológicos que a menudo limitan nuestra capacidad de adaptación. El miedo al cambio puede generar ansiedad ante lo desconocido, limitando nuestra voluntad de explorar nuevos horizontes. En tanto, la zona de confort puede convertirse en un refugio en el que nos estancamos, perdiendo oportunidades de crecimiento. La rigidez mental, por su parte, nos impide abrazar nuevas perspectivas, prácticas y realidades, que van a continuar “nos guste o no”.

Ante esto, me gustaría hacer ésta pregunta ¿Qué valor te parece fundamental cultivar en tu cultura organizacional? En mi experiencia, acompañando la evolución de líderes empresariales, los atributos curiosidad, creatividad, flexibilidad y capacidad de aprender y reaprender son vitales. La adaptación no significa abandonar lo conocido, sino encontrar un nuevo equilibrio entre las viejas prácticas y las nuevas oportunidades.

Hay que tener cuidado y evitar caer en la trampa de la adaptabilidad excesiva, que podría llevar a la falta de enfoque. La clave está en identificar áreas donde la IA puede complementar nuestras capacidades, permitiéndonos innovar y mantenernos relevantes.

El aprendizaje como aliado de la resiliencia

Desde una visión de liderazgo, es recomendable brindar a los colaboradores capacitación constante para la mejora de habilidades y el conocimiento necesarios para adoptar y utilizar eficazmente las últimas herramientas y soluciones tecnológicas. Así estamos fomentando la mejora de la productividad, la eficiencia operativa y la calidad del trabajo. Además, la capacitación en nuevas tecnologías empodera a los equipos al aumentar su confianza en su capacidad para enfrentar desafíos digitales, lo que contribuye a un ambiente laboral más positivo y comprometido.

En un estudio reciente realizado por la International Business Machines Corporation (IBM) se llegó a la conclusión de que alrededor del 40% de la mano de obra mundial (1.400 millones de personas) tendrá que volver a entrenarse, como resultado de la implementación de la automatización de la IA. Esto no necesariamente es algo negativo. Explica el estudio que el consenso general (un 87% de los ejecutivos encuestados) es que el nuevo horizonte sea buscar formas de especializar a los trabajadores en el uso de la tecnología y de la IA Generativa como herramienta, para poder hacer uso de ella a su favor.

Las grandes consultoras internacionales han expresado en sus informes, que siempre que se trata de una nueva innovación tecnológica, hay una curva de adopción, no todas las personas logran adaptarse a la misma velocidad. Pero cuánto antes, mejor, porque “el tren ya salió de la estación” y va muy rápido. Algunos analistas han anticipado escenarios semi catastróficos en el que las máquinas reemplazarán al humano. Otros son muy optimistas en que la IA dará mayor empleo a los humanos. Yo no creo en ningún extremo, más bien sugiero estar muy atentos a todas las aplicaciones nuevas de IA, ayudar a las personas de la empresa a adoptar el uso de IA para mejorar o potenciar la eficiencia y la productividad, y quienes no lo estén aún viendo, que se metan de lleno para no perder relevancia ni competitividad como fuerza laboral.

La IA, lejos de ser un adversario, puede ser un aliado en este viaje de adaptación. La automatización y la optimización que brinda liberan tiempo y recursos valiosos, permitiéndonos concentrarnos en tareas más estratégicas y creativas.

La IA puede ofrecer análisis profundo de datos, aportando información clave para tomar mejores decisiones. Además, los asistentes virtuales y chatbots pueden aliviar la carga de trabajo, permitiéndonos enfocarnos en tareas que requieren habilidades humanas únicas.

6 usos de la Inteligencia Artificial en la empresa

Para profundizar en las posibilidades que las herramientas de IA nos brindan, quisiera compartirte 5 principales funciones utilizadas en ámbitos laborales:

1) Chatbots y Asistentes Virtuales: Proporcionan información, resolver consultas y realizar tareas automatizadas, mejorando la eficiencia en el servicio al cliente y soporte técnico.

2) Análisis de Sentimiento: A través de algoritmos de procesamiento de texto analiza el contenido de reseñas, comentarios en redes sociales y otros textos. Determina si el sentimiento detrás del texto es positivo, negativo o neutral, lo que ayuda a las empresas a comprender la percepción del cliente y adaptar estrategias en consecuencia.

3) Aprendizaje Automático (Machine Learning): Normalmente es utilizado para predecir tendencias, segmentar audiencias, personalizar recomendaciones y optimizar procesos, como la gestión de inventario y la toma de decisiones.

4) Automatización Robótica de Procesos (RPA): Automatiza tareas manuales y repetitivas en sistemas digitales. Los robots de software pueden realizar tareas como ingresar datos, copiar y pegar información, y realizar acciones dentro de aplicaciones empresariales, liberando a los empleados de tareas rutinarias.

5) Análisis Predictivo: A través de datos históricos y algoritmos puede predecir futuros eventos o tendencias. Así, ayuda a las empresas a tomar decisiones informadas anticipando resultados probables, como el comportamiento del cliente, la demanda de productos y las tendencias del mercado.

6) Redactor de clase mundial: puede ayudarte a redactar contenidos y sintetizar conceptos de una forma muy rápida y eficiente, pudiendo acceder a múltiples fuentes de información en cuestión de segundos.

La capacidad adaptativa es un recurso vital para la evolución humana, siempre lo fue y siempre lo será. Reconociendo y abordando los factores psicológicos que la limitan, y aprovechando la IA de manera apropiada, los líderes pueden impulsar el crecimiento y desarrollo a nuevos niveles.

En esta intersección entre la mente humana y la tecnología, nace una oportunidad para forjar un futuro laboral más flexible, resiliente e innovador.

Patricio FedioPatricio Fedio. El autor es empresario, business advisor de dueños y directorios, conferencista internacional en liderazgo, fundador y CEO de Ubuntu Inspire Group y Socio internacional de REF en Argentina.
www.patriciofedio.com