Pierre-Nicola Fovini (Finanzauto): “Tenemos la obligación de aportar algo a este país”

CEO Rebels | Finanzauto quiere recuperar su vocación, volver a ser una empresa realmente industrial, y contribuir a un futuro sostenible. Prueba de ello es su creciente inversión en tecnología y la apuesta por la reutilización de equipos usados como estrategia de negocio.

Acaba de cumplir 94 años. Y lo ha hecho en un perfecto estado de salud. Finanzauto posibilita cerca de 3.000 empleos y gana el pulso a esos retos que hacen sucumbir a otras organizaciones. ¿Cómo? Liderando el futuro y haciendo del mundo empresarial un lugar atractivo para la gente joven.

No te pierdas un nuevo capítulo de la web serie CEO Rebels, conducida por Juan Luis Polo, presidente y fundador de Good Rebels, agencia independiente que pronto cumplirá 27 años reinventándose para ofrecer soluciones 360º y crear experiencias digitales que conectan marcas y personas de forma creativa.

«El secreto es reinventarse continuamente»

Volver la mirada hacia atrás para avanzar

¿Cómo puede una empresa sobrevivir durante 100 años y, además, hacerlo con éxito? Para el CEO de la compañía, Pierre-Nicola Fovini, la clave pasa por reinventarse. Finanzauto lo ha hecho, y en más de una ocasión; adaptándose a los tiempos, a las nuevas exigencias del mercado y a las necesidades cambiantes de la ciudadanía y de las empresas, también de los empleados y empleadas que sustentan y dan forma a la organización.

«Estamos invirtiendo en tecnología para poder servir al sector de manera más eficiente y con servicios de valor añadido»

“Ahora mismo estamos renfocando todo el modelo de negocio y reindustrializándonos, porque habíamos perdido la vocación industrial”, señala Fovini. La longeva actividad de Finanzauto solo se entiende desde su constante evolución. “A veces, las estrategias de las compañías no tienen que mirar hacia delante, sino hacia atrás para recuperar las cosas buenas que han hecho en el pasado mirando al futuro”.

Ese “volver al pasado” está íntimamente ligado con la cultura de empresa, con las raíces de la compañía, que son también sus fortalezas, explica Fovini. Y “con el coraje de cambiar la dirección de esta hacia una evolución diferente”, subraya.

«La suma máxima del espíritu empresarial no es ganar dinero, es dejar un legado para las generaciones futuras»

El propósito: dejar huella

Señala Fovini que le inspiran la inquietud personal, la pasión por este negocio y el afán de construir algo mejor para los demás, para las futuras generaciones. “La medida del éxito es dejar una compañía en condiciones excelentes y que pueda seguir 100 años más”, indica.

«El peligro más grande de la compañía es el ego del CEO, si hay un poco de ego, hay que matarlo»

Y no es tarea fácil, menos aún en un sector que se encuentra ahora mismo dentro de un punto de inflexión, que está evolucionando con motivo de la digitalización y la tecnología, y que tiene un gran desafío por delante: resultar atractivo a las nuevas generaciones.

Para ello, Finanzauto está llevando a cabo una fuerte apuesta por la economía circular y por la digitalización. “Si damos al sector una contribución ofreciendo maquinaria usada de muy alta calidad vamos a contribuir a la huella de carbono”, señala Fovini.

«Tenemos el papel de aportar más productividad a nuestros clientes, tenemos que modernizar el sector»

Este CEO se refiere a la nueva estrategia de la compañía en materia de reutilización. Una estrategia que se consolida en tres nuevos proyectos de la marca: CYCLICA, plataforma digital internacional que da una segunda vida a los equipos usados; y dos nuevos centros que apuestan por la sostenibilidad: la Sede Central del Alquiler, destinada al alquiler de equipos para diversos trabajos y proyectos, y el Centro de Reconstrucción de Motores. “El sector del alquiler significa una utilización más eficiente del parque tecnológico del sector”, subraya.

«Estamos cambiando el propósito de Finanzauto, dando una contribución positiva al país, a la evolución industrial de España»

CEO Rebels Finanzauto
Juan Luis Polo, Presidente de Good Rebels, entrevista a Pierre-Nicola Fovini

Sin talento no hay futuro ni hay presente

“Nuestra obligación es atraer al talento a nuestro sector y que esos talentos puedan crecer y evolucionar tanto profesionalmente como personalmente, nosotros al final somos un negocio de personas”. Para Fovini, defender el patrimonio de la compañía significa defender a las personas, apostar por su formación (de técnicos, de operadores…, que escasean en el mercado laboral) y por brindarles un plan de carrera atractivo.

«Eso es algo que no me deja dormir, cómo hacer que una persona joven y con talento venga a trabajar con nosotros y no en otras compañías»

Pero ¿cómo lograrlo? ¿Cómo atraer a ese talento joven y retenerlo el tiempo suficiente? Para este directivo, existen varias recetas: tener un programa a largo plazo y no a corto, como les ocurre a muchas multinacionales tecnológicas, porque eso brinda seguridad a las personas; desarrollar una cultura empresarial que apueste por el crecimiento de los y las profesionales desde el primer momento; ser muy auténticos y cultivar la pasión en los equipos.

Porque, como señala Fovini, “sin pasión no se puede trabajar, no se pueden transmitir tus sueños ni tu proyecto a las personas que te ayudan”.

«Tenemos que ser un sector atractivo para las nuevas generaciones (…) El próximo combate va a ser por los talentos»