Mary Barra: liderazgo a fuego lento

Mary Barra

Quienes ejercen el liderazgo humanista sitúan a las personas por encima de la empresa, a todas aquellas que forman parte de la plantilla, pero también al colectivo social. Porque su liderazgo ético se sitúa sobre los beneficios económicos. Ese tipo de líder genera confianza, hace crecer a su equipo y emplea la innovación como palanca de cambio, no solo para apuntalar el futuro de su organización, sino para aumentar el bienestar global y la sostenibilidad del planeta.

Pero ¿qué líderes humanistas influyen, mediante su forma de entender la empresa, en la sociedad actual? Más allá de la alargada sombra que dejó el popular Steve Jobs, encontramos personas que cultivan hoy el liderazgo humanista, de forma discreta, pero efectiva.

Iniciamos esta serie de grandes líderes humanistas con Mary Barra, CEO de General Motors.

“Haz algo que te apasione, algo que ames. Si lo haces, el éxito llegará de forma natural. Además, así te pasarán muchas más cosas de las que no tendrás que preocuparte”

 Mary Barra, CEO de GM

Esta ejecutiva estadounidense se convirtió, en 2014, en la nueva CEO de General Motors, convirtiéndose en la primera mujer al frente de una multinacional automovilística.

Lo hizo tras más de 40 años de servicio a la compañía, transitando por diversos puestos desde que tenía 18 años y comenzó a trabajar para pagarse los estudios.  Se graduó en ingeniería eléctrica por la Universidad de Kettering y en Administración de Empresas en el Stanford Graduate School of Business. Es, sin duda, un ejemplo de liderazgo gestado a fuego lento, de esos que solo alcanzan quienes conocen perfectamente todos y cada uno de los estamentos que forman la empresa, de abajo hacia arriba.

Mary Barra

Liderando ante la adversidad

Barra, sin embargo, no lo tuvo fácil. Ese mismo año, 2014, se vio obligada a lidiar con una grave crisis, motivada por la falta de seguridad de los modelos de General Motors en Estados Unidos respecto al sistema de airbag, relacionado con 12 muertes, lo cual supuso un verdadero escándalo. 

La CEO salió entonces a pedir disculpas públicamente, dio las explicaciones oportunas en el Congreso, nombró a un nuevo responsable de seguridad de vehículos para mejorar la respuesta de la Dirección a este tipo de incidentes y revisó millones de coches para identificar y resolver el problema. 

Además, creó un fondo para compensar a las familias afectadas por los fallos de seguridad e incorporó nuevos protocolos al seno empresarial, encaminados a garantizar un mayor control en todas las fases de concepción y producción de los modelos. 

En 2018, Mary Barra recibió el Legend in Leadership Award de la Yale School of Management, por su legado inspirador y contribución creativa, carácter e impacto comercial a través de diversas culturas, industrias, países y continentes. 

Cuando la receta del éxito comienza por el equipo

Pero la impronta de Barra no se ciñe a su actuación frente a aquella gran crisis de seguridad y reputación de la marca, sino que trascendió a otros aspectos de la organización. 

Por ejemplo, invirtió grandes esfuerzos en la creación de equipos diversos y multidisciplinares a todos los niveles, no solo en lo que respecta a la formación, experiencia o capacidades profesionales, sino a otros aspectos como el género, instaurando así una nueva cultura de empresa donde cobraba relevancia la paridad.

De hecho, en una entrevista con la CNN Business, Barra señaló la importancia del equipo que acompaña al líder para conquistar el éxito a través de una determinada estrategia; un equipo que ha de ser diverso y estar dispuesto a colaborar.

 La estrategia que se ha propuesto Barra para General Motors es la de contribuir a un nuevo modelo de crecimiento, en sintonía con aquello que espera la sociedad y las Administraciones públicas de las grandes empresas. 

Producir vehículos totalmente seguros y que alcancen las emisiones cero gracias a la capacidad de crear e innovar es ahora el gran objetivo de la compañía, centrada en el coche eléctrico y en mejorar los sistemas de conducción autónoma.