¿Está todo dicho sobre liderazgo femenino?

Los líderes cambian al igual que lo hace la sociedad. Esta evolución está empujando a nuevos modelos de liderazgo basados en la autenticidad, la firmeza compasiva o el liderazgo efectivo. Precisamente todos ellos son atributos que comparten las mujeres directivas aunque que los hombres, si lo desarrollan, también pueden aplicarlo.

Por esta razón, celebramos el Desayuno Canal CEO el pasado 23 de febrero donde reflexionamos sobre los resultados de aplicar la diversidad, la inclusión la empresa con propósito y la voluntad del cambio a través del testimonio de cuatro directivas.

Un evento celebrado en la Cámara de Comercio de Madrid e impulsado por NACEX, Number 16 School, LID Editorial, Refruiting y Nespresso Profesional.

Lo afectivo es efectivo

Un líder nace y también se hace. Sin embargo, los hombres y las mujeres ejercen estilos de liderazgo totalmente distintos. Los primeros suelen centrarse más en establecer estrategias para llegar a un objetivo, mientras que ellas suelen conectar mejor con las personas, tienen más carisma y empatizan mejor.

En el Desayuno Canal CEO de febrero pudimos conocer más sobre el libro “La disrupción del liderazgo femenino” de Zoe y Juan Carlos Cubeiro, ambos ponentes de este evento. Una obra con una visión del pasado, presente y futuro de las líderes a través del ejemplo de doce mujeres de éxito, que repasa como llegaron a puestos influyentes y lo determinante que resulta una líder femenina para la sociedad.

“Muchas de las cualidades en las que destacan las mujeres son habilidades muy necesarias teniendo en cuenta a dónde va la sociedad”, Elena Cano, CEO de Waylet

Fue precisamente Juan Carlos Cubeiro quien afirmó que las mujeres tienen un talento especial para desenvolverse en puestos directivos con cuatro pilares fundamentales: la empatía, la iniciativa emprendedora, la humildad y la influencia honesta.

A estos cuatro pilares hay que añadirle el liderazgo auténtico y afectivo de las mujeres. Juan Carlos Cubeiro puntualizaba que “las mujeres tienen más oxitocina, que es la parte compasiva del ser humano”. El experto también recalcó que este año es determinante para el liderazgo femenino por todas las elecciones que hay a la vista. “El mundo se va a decidir si triunfa el liderazgo femenino o el cirujano de hierro a lo Xi Jinping o Nicolás Maduro” bromeaba.

Zoe Cubeiro, joven economista y co-autora del libro, explicó que a través de esta obra pudo observar como las mujeres líderes transmiten a las actuales y futuras generaciones el hecho de poder llegar a puestos importantes: “Desde mi punto de vista, estas mujeres están dando la posibilidad de que las futuras generaciones puedan llegar al puesto que han ocupado ellas”.

¿Por qué no hay mujeres directivas?

Es evidente que las mujeres cuentan con una serie de competencias que los hombres no poseen. Sin embargo, no alcanzan los puestos directivos en las empresas. Tal y como apunta la Organización Mundial del Trabajo (OIT), el liderazgo femenino no alcanza ni el 30% de los puestos de alta dirección.

El quid de la cuestión es: ¿por qué a las mujeres les cuesta romper con el techo de cristal? Responder a esta pregunta no es sencillo pero hay algunos motivos que han desencadenado esta situación.

“Ahora tenemos una tormenta perfecta. La sociedad empuja hacia la diversidad y estos valores son cada vez más premiados en las empresas”, Cristina Caamiña Cabo, responsable de los centros T-System Iberia

En primer lugar, las organizaciones no suelen promover en cambio. Así lo cree Elena Cano Guerrero, CEO de la startup tecnológica Klikin, que afirmaba que “para que las mujeres consigan alcanzar las posiciones que quieran, las primeras que tienen que impulsar el cambio son las organizaciones”.

Sin embargo, todos y todas sabemos que las capacidades que tiene el liderazgo femenino son fundamentales en la nueva sociedad que estamos creando. “Es fundamental, sobre todo, esa habilidad de colaboración y empatía, entendiendo a las personas y sacando lo mejor de ellas. Solo así se podrá superar los retos que las organizaciones tienen por delante. Con las habilidades de las mujeres” seguía Elena Cano.

Cristina Caamiña Cabo, directora general, responsable de los centros de Valor (GDC) de Granada y Reus, en T-Systems Iberia, ponía el foco de atención en el momento actual que vivimos. “Ahora tenemos una tormenta perfecta. La sociedad empuja hacia la diversidad y estos valores son cada vez más premiados en las empresas”.

“Las mujeres tenéis un talento natural para desenvolveros, los hombres si nos esforzarnos también podemos lograrlo”, Juan Carlos Cubeiro, economista del talento

Además de que no todas las organizaciones impulsan el cambio diverso, la vida personal también puede ser un handicap para romper la temida barrera de cristal. En el encuentro se puso énfasis en que muchas mujeres no llegan a atreverse a aceptar un puesto debido al desgaste que supondría, lo que podría generar conflictos entre la maternidad o la vida personal y su carrera profesional.

En palabras de María Fernández de Córdoba, directora general de Avos Tech, “las empresas se tienen que dedicar a que haya diversidad real por qué esa diversidad trae habilidad y valores diferentes. Los líderes tenemos que identificar las capacidades de cada persona y orientarles para que lo potencie”.

Potenciar la diversidad desde las organizaciones

Queda claro que las organizaciones tienen que tener un propósito y una voluntad de cambio, y para eso hay que tener un plan estructurado. La empresa debe realmente querer abrazar la diversidad y sin un propósito intencionado es imposible alcanzar este objetivo.Ya hay empresas comprometidas con el talento femenino y que apuestan por la diversidad entre sus empleados y empleadas.

En el caso de Number 16 School, como confirma José Bondía, director de ventas de la compañía, se premia ante todo el cómo se trabaja y lo que esa persona es capaz de aportar. Con esta filosofía, el 78% de su plantilla llegó a componerse de mujeres.

“Los líderes tenemos que identificar las capacidades de cada persona y orientarles para potenciarlo”, María Fernández de Córdoba, directora general de Avos Tech

“Fundamental es también capacitar a los trabajadores a que sean líderes, independientemente al puesto ocupado; que a todos se dé la posibilidad de liderar cualquier proyecto, cambio, iniciativa y que realmente se tenga voz dentro de la organización”, concluye José.

Por su parte, NACEX incorpora la diversidad dentro de sus programas y valores corporativos como eje central de su razón de ser como empresa. “Nos comprometemos con la diversidad y creemos en la importancia de apostar en el liderazgo femenino en todos sus ámbito” recalca su directora de marketing, Arianne Muñoz.