Cuando el futuro depende de nuestra creatividad

Cuando el futuro depende de nuestra creatividad

El papel que juega la creatividad en el desarrollo es fundamental. No en vano, se trata de una de las cualidades más demandadas en un perfil CEO hoy en día. Porque la creatividad supone la resolución de problemas de forma innovadora.

Quizás por eso existe el Día Mundial de la Creatividad y la Innovación, que por cierto es el próximo domingo 21 de abril. Porque aprender a fomentar la creatividad significa emprender el camino hacia el futuro y hacerlo de manera resiliente, acomodándonos a nuevas necesidades y expectativas de la sociedad.

De hecho, algunos de los mejores líderes de empresa lo han sido por haber fomentado la creatividad, en ellos mismos y en sus equipos, como nadie antes en la organización. Otros, por haber hecho de la creatividad una seña de identidad de la marca y un auténtico revulsivo en momentos de crisis como la pasada pandemia sanitaria.

Líderes creativos a la cabeza

Un ejemplo muy actual es el de Aleix Puig y Oriol de Pablo, propietarios de la famosa cadena de hamburguesas Vicio. Ambos han convertido su idea de negocio en un auténtico icono creativo, por el tipo de servicio, por la gestión que hacen del negocio y por la forma que tienen de llegar a la gente. Con una proyección meteórica y vocación de crecimiento, Vicio apuesta por convertirse en una gran marca de restauración.

Otro ejemplo llega de la mano de Javier Suárez y Avi Meir, a la cabeza de Travelperk, referente en la gestión de reservas de viajes de negocios y uno de los unicornios españoles. Ambos supieron ver la oportunidad en un momento decisivo. y hacerla crecer incluso cuando su sector se tambaleaba a consecuencia de la covid-19.

Pero otros muchos hicieron alarde de creatividad antes y, a veces, por tomar decisiones simples, incluso arriesgadas, pero efectivas. Como Robert Crandall, presidente de American Airlines, que logró ahorrar a la compañía 40.000 millones de dólares al año eliminando la aceituna de las ensaladas que se servían a los pasajeros. 

5 impactos positivos de un CEO creativo

Pero ¿qué impacto genera un líder creativo dentro de la organización?, ¿cómo puede hacer que esta crezca y, con ella, la sociedad al completo? Estos son algunos de los cambios que propicia:

1. Altas dosis de innovación

La creatividad permite dejar a un lado los convencionalismos para intentar buscar nuevas vías y, sobre todo, buscarlas sin miedo al error. De hecho, el CEO creativo es experto en crear ambientes seguros, de confianza, donde la plantilla puede intentar poner en marcha una idea sin miedo a represalias en el supuesto de fracasar.

2. Atracción por lo diverso

Un CEO creativo no solo está abierto a lo nuevo, también a lo diverso, porque en esa cualidad encuentra una fuente de riqueza. Como señala Basila Bokoko en una entrevista para Canal CEO sobre la importancia de la diversidad en las organizaciones, “los sueños son los que nos mantienen vivos y con la ilusión de crear nuevos futuros más amables”. Así que, podría decir aquello de que sin creatividad, no hay oportunidad de mejora.

3. Marcar la diferencia en un mundo tecnificado

Ahora que las empresas se suben al carro de la automatización de la mano de las tecnologías disruptivas, se necesitan más que nunca talentos creativos, capaces de humanizar a las marcas. De hecho, son cada vez más las empresas innovadoras que reclaman perfiles artísticos o que procedan del ámbito cultural con el fin de marcar esa diferenciación.

4. Crea equipo

Los ambientes diversos, donde el respeto a lo distinto es la tónica predominante, donde se trabaja en un ambiente de tolerancia y seguridad, dan pie a la creatividad de la mano de la cooperación y la colaboración entre profesionales. Se trata de escenarios propicios para el intercambio, y este último es la base de cualquier investigación que desee prosperar.

5. Genera bienestar

Buena parte del estrés al que se someten empleados y empleadas deriva del miedo a ser rechazados o censurados por sus mandos superiores. Este sentimiento resulta altamente coercitivo, frena la dinámica creadora. De ahí que un CEO que apunte por la creatividad sea capaz de generar ambientes de trabajo saludables, calmados, donde exista espacio y tiempo para el pensamiento. 

Las grandes ideas asaltan la mente en momentos de serenidad, incluso de aburrimiento. Es importante cultivar escenarios que propicien esa quietud. Y no hay duda de que la creatividad es una forma de lograrlo.