5 tendencias en gobernanza corporativa

5 tendencias en gobernanza corporativa

Inevitablemente ligadas al contexto económico, político y social en que vivimos, las tendencias en gobernanza corporativa se adecuan a los retos más acuciantes, aquellos que toda empresa ha de afrontar para no quedarse en el camino. 

Este 2023, las gobernanzas responden a cinco de los desafíos que marcan nuestras agendas desde el pasado año: la inestabilidad económica, la crisis climática, la digitalización, la ciberseguridad y la cultura de la transparencia. 

Todos ellos caben en lo que se conoce como ESG (Environmental, Social and Governance) y que hace referencia a tres criterios que cada vez tienen más peso en el seno de las empresas, tal y como señala el informe La agenda de la Comisión de ESG para 2023 de KPMG. Como se desprende del documento, son cada vez más las entidades que optan por crear comisiones de seguimiento al respecto, pues de su nivel de desarrollo depende, por ejemplo, la adhesión de nuevos inversores.

Empresas responsables ante los retos del futuro

Organizaciones responsables social y medioambientalmente, que apuesten por la transparencia, la igualdad y la diversidad. Esto es lo que se espera del nuevo tejido empresarial en España y en Europa. Una filosofía que marca las tendencias en gobernanza corporativa:

 Resiliencia y asunción de riesgos

 Cualquier movimiento político trastoca el equilibrio económico a nivel internacional. Lo hemos visto con el estallido de la guerra de Ucrania y sus consecuencias en el abastecimiento de productos y materias primas, o en la fluctuación de precios. 

 La escalada de los costes y el aumento de los tipos de interés exigen a las empresas grandes dosis de flexibilidad y un análisis riguroso de los datos. Porque solo así, el perfil CEO y su equipo podrán tomar conciencia de la situación real que atraviesa la empresa y de cuál será la tendencia en las semanas venideras. Esta información es vital para anticiparse y tomar decisiones estratégicas adecuadas, aquellas que permitan a la empresa asumir solo los riesgos necesarios.

 La IA y lo que vendrá después

 Automatización de tareas, mayor eficiencia, flexibilidad laboral, trabajo en equipo, diversidad de talentos… Las ventajas de abrazar el proceso de digitalización son incuestionables, también lo es que, de no hacerlo, las empresas perderían la carrera hacia la competitividad. 

Las nuevas tendencias en gobernanza pasan por la innovación a todos los niveles, como demuestra la incorporación de sistemas de IA a prácticamente cualquier sector empresarial y proceso dentro de una entidad. 

Porque la investigación y la innovación están llamadas a solventar muchos de los problemas que atañen a las corporaciones, como el impacto de la huella de carbono o la necesidad de construir empresas más diversas y heterogéneas.

Tendencias Gobernanza Corporativa

 A salvo de la ciberdelincuencia

Si algo preocupa, y mucho, a empresas y Administraciones públicas es el repunte de la ciberdelincuencia ante el fuerte y rápido proceso de digitalización que abraza la economía mundial.

La seguridad es una prioridad en cualquier consejo de administración español, no solo para evitar que una equipo de ciberdelincuentes puedan paralizar la actividad productiva de una industria por completo, sino para evitar el robo de datos confidenciales y sensibles de la ciudadanía.

Una vez más, la innovación tecnológica está llamada a brindar las herramientas necesarias para afrontar una problemática de la que ninguna empresa está libre.

 La apuesta por la sostenibilidad

 La apuesta decidida por la sostenibilidad no es opcional. Y no solo porque las normas europeas al respecto se tornen más estrictas, sino porque la ciudadanía así lo reclama

De hecho, la cúpula directiva de cualquier empresa deberá hacer del respeto medioambiental un valor de la empresa, pero un valor real. Porque los y las consumidoras cuentan con las herramientas necesarias para saber cuando una marca ha sucumbido al denominado greenwashing y cuando actúa realmente para paliar los efectos negativos de su actividad sobre el entorno. De hecho, la UE hizo un llamamiento en 2021 sobre la veracidad de las afirmaciones ecológicas en las web corporativas.

A partir de ahora, será imposible desligar las palabras gobernanza y sostenibilidad.

Una cultura corporativa basada en la ética y la profesionalidad

Cada vez son más las empresas que implementan planes de compensación total para sus plantillas. Estos planes incluyen beneficios económicos, pero también que redundan en el bienestar de los empleados y empleadas. Nos referimos a acciones encaminadas a garantizar la conciliación, la salud física y mental, la igualdad o la promoción dentro de la empresa. 

Cuestiones como la transparencia y la ética en el trabajo pasan de ser residuales a servir de base para cualquier estrategia encaminada a cuidar el talento humano de una organización y la fidelidad de la clientela.  

Y en este ejercicio por alinear la cultura corporativa con las necesidades e intereses de los equipos de trabajo, la figura del CEO es vital, no solo como impulsora de esta nueva forma de entender las relaciones humanas en el ámbito laboral, sino como garante y ejemplo a seguir a través de un comportamiento profesional, ético e íntegro.