Emma Fernández: “La formación debe ser una constante a lo largo del ciclo de vida»

CEO Forum

En el marco de los CEO Forum promovidos por Mutualidad, José María Palomares entrevistó a Emma Fernández, Consejera Delegada Independiente, cuya experiencia y visión aportaron una gran luz sobre la presencia y el papel de la mujer en el ámbito empresarial contemporáneo.

Las cifras se tornan tozudas: solo un 6% de mujeres en puestos de dirección general

Uno de los temas centrales abordados fue la subrepresentación femenina en los escalones más altos de las empresas. Fernández señaló con preocupación que, a pesar de los avances en la igualdad de género, solo el 6% de los puestos de primera posición son ocupados por mujeres. Este dato, según ella, refleja una brecha persistente que aún debe ser superada.

Sin embargo, no es pesimista; percibe un cambio gradual, impulsado por el crecimiento constante de mujeres en la educación superior. Aunque, advierte que la conciliación entre la vida profesional y personal sigue siendo un desafío pendiente.

La asignatura pendiente: el sector STEM

En el ámbito de la tecnología, Fernández destacó la disparidad aún más pronunciada entre hombres y mujeres. Explicó cómo los estereotipos arraigados perpetúan esta brecha, con la sociedad asociando erróneamente las habilidades tecnológicas con el género masculino.

Además, lamentó que muchos jóvenes vinculen los estudios tecnológicos con capacidades extraordinarias o incluso con estigmatizar a quienes los eligen, calificándolos como «frikis». Esta situación se ve agravada por un sistema educativo que obliga a los estudiantes a elegir sus carreras muy temprano, limitando las opciones futuras.

El liderazgo y la gestión de equipos

Fernández compartió su visión sobre el liderazgo efectivo, enfatizando la importancia de construir equipos cohesionados y alineados con los objetivos de la organización.

Según ella, la selección cuidadosa de personas es crucial para el éxito de un equipo y su líder. Sin embargo, reconoció que no siempre es posible encontrar el ajuste perfecto y abogó por adaptar los objetivos de cada miembro del equipo, manteniendo la equidad. Además, lamentó la falta de tiempo para la comunicación efectiva y el reconocimiento del aporte individual de cada miembro del equipo.

Los retos y las oportunidades en el sector corporativo

En un mundo donde el talento es escaso y la competencia es feroz, Fernández subrayó la necesidad de que las empresas brinden empleabilidad y condiciones laborales que fomenten el crecimiento profesional de sus empleados. Destacó la importancia de la formación continua, especialmente en campos técnicos, como una herramienta vital para mantenerse al día en un entorno empresarial en constante evolución.