¿Por qué contratar personas inteligentes no es suficiente?

Penny Herscher

pennyherscher.blogspot.com

Warren Buffet dijo una vez: «En la búsqueda de las personas a contratar, buscad tres cualidades: integridad, inteligencia y energía. Y si los candidatos no tienen la primera, las otras dos te matarán». Está claro que la integridad es el primer requisito en la contratación. Pero justo detrás de él está la inteligencia, y viene con su propio equipaje.

Es evidente que la inteligencia es esencial a la hora de contratar en una empresa que crece rápido. La inteligencia permite una resolución de problemas ágil y la obtención de ideas innovadoras, brillantes. Con empleados más inteligentes hace falta menos tiempo para entrenar, menos tiempo para conseguir impactos positivos en su negocio.

Pero las personas inteligentes también pueden tener dificultad para aprender. Según un artículo de Chris Argyris en el Harvard Business Review, escrito en 1991, el dilema es que las personas más inteligentes en la organización, que se supone que son los mejores en el aprendizaje, en realidad pueden no ser muy buenas en eso.

«En pocas palabras, debido a que muchos profesionales son casi siempre exitosos en lo que hacen, rara vez experimentan un fracaso. Y por eso no sabe como sobreponerse al error. Así que cada vez que sus estrategias de aprendizaje  van mal, se ponen a la defensiva y ponen la «culpa» en todo el mundo excepto en sí mismos. En pocas palabras, su capacidad de aprender se cierra precisamente en el momento en que más lo necesitan».

[pullquote] Debido a que muchos profesionales son casi siempre exitosos en lo que hacen, rara vez experimentan un fracaso[/pullquote]

Cuando usted está cambiando rápidamente y debe aprender continuamente sobre un mercado, es importante que todo su equipo se empape de los hechos que están surgiendo. Y cuando las cosas no salen exactamente como estaba previsto (que nunca lo hacen) no culpar, sólo seguir adelante con la búsqueda de la siguiente solución.

Y la clave para no culpar es ser capaz de ser introspectivo – ¿Cuáles son las suposiciones y creencias que me frenan a aprender de esta situación (y por lo tanto contribuyen al aprendizaje en equipo)? Las personas inteligentes que hacen esto, naturalmente, aprenden rápido en situaciones de negocios complejos. Las personas muy inteligentes, que son arrogantes acerca de su intelecto, no lo hacen.

Es difícil, pero se puede resolver este problema en la entrevista de un candidato. El artículo de Chris Argyris señala que: «Pregunte a las personas las normas que utilizan para gobernar. Usted verá rápidamente que esta teoría expuesta tiene muy poco que ver con la forma en cómo se comportan realmente. «

La forma en que se puede determinar el verdadero comportamiento de una persona inteligente,  y si su reacción por defecto es la actitud defensiva,  es preguntar por los fracasos para que los describan o decir qué siente al escuchar: ¿Pueden describir alguna vez que haya fracasado? ¿Qué se siente? Cuando miro hacia atrás en las malas contrataciones que he hecho (y he hecho un montón), miro hacia la entrevista y me perdí este paso de introspección.

Todavía me sorprendo cuando hago pregunto por los fracasos y cómo contribuyeron a ellos. Normalmente va seguido de excusas como que se está trabajando para solucionarlo, que fue culpa del equipo. Siempre el demérito será de otros. Por el contrario, la sensación es buena cuando un candidato me puede decir en que se está trabajando y la forma en que están buscando un equipo de habilidades complementarias, o un entorno en el que puedan crecer y aprender.

Así que el primer paso es comprobar si el candidato es lo suficientemente inteligente para el trabajo que tiene. Las pruebas técnicas o emulaciones de situaciones reales son necesarias para encontrar a los candidatos de alto coeficiente intelectual. Pero también es importante asegurarse de que va a contratar a alguien que puede aprender de los cambios de su negocio y aprender de las circunstancias y sin ponerse a la defensiva.

Para citar a mi padre (que no siempre es una buena idea en un blog, pero a veces vale la pena el riesgo) «Si eres tan listo, ¿por qué no eres rico?»

*Traducción y adaptación de Diego Posada

*Haz click aquí para leer el artículo original de Penny Herscher